Consejos de limpieza ante y piel

Dolfie selecciona los mejores materiales del mercado, que junto al proceso de fabricación con técnicas artesanales y acabados manuales hacen de cada zapato una pieza única. 

Los materiales utilizados son, por lo general, ante y piel de calidad suprema por eso queremos informar sobre el mantenimiento de estos materiales.También es aconsejable utilizar productos impermeabilizantes y repelentes de suciedad.  

LIMPIEZA DE ANTE: 

El ante es un material habitual para calzado. Su acabado es elegante, resulta cómodo y ofrece gran resistencia, pero a menudo suele plantear el problema de la limpieza y el mantenimiento. Y es que un simple roce o unas gotas de agua pueden arruinar el aspecto inmaculado del ante y pueden convertirse en un problema si no sabemos cómo solucionarlo.

Como con cualquier tipo de piel, el lavado del calzado de ante está totalmente vetado y su uso no es aconsejable en climas húmedos.
El ante requiere de unos cuidados especiales, ya que es muy delicado, pero todos ellos  son muy fáciles de realizar.  
Cuando el zapato o la bota no tienen manchas ni una suciedad excesiva, lo único que hay que hacer para cuidarlos, es frotarlos con un cepillo de púas  muy finas ( bastará con un simple cepillo para uñas).
En el caso de que las manchas sean persistentes, es posible que frotarlas con una goma de borrar las elimine. Si no es así, existen en el mercado productos específicos para la limpieza del ante.

 

LIMPIEZA DE PIEL:

La piel es un material no lavable, y por tanto para su cuidado el lavado ha de ser descartado, 

Lo correcto es limpiar este tipo de calzado con un cepillo seco, y a continuación frotarlo con un paño húmedo. Además, para hidratar la piel y evitar que se rompa, hay que aplicar de vez en cuando un betún nutritivo, incoloro, o de la tonalidad de la zapatilla, lo cual, además, ayudará a tapar las rozaduras.

Además, para higienizar el interior de las zapatillas, podemos frotarlas con un paño impregnado en alcohol, y dejarlas secar al aire.